Estad Sobrios

      Hubo una vez un cuidador del zoológico, un hombre solitario, que encontró consuelo en el alcohol. Una vez que todos se fueron, y el zoológico estaba tranquilo, se sentaba en el suelo, apoyado en la pared y cantando canciones tristes. Cuanto más borracho se ponía, más fuerte cantaba. Una noche, después de un día particularmente difícil, estaba decidido a olvidar todo y se intoxicó muchísimo. Tropezando con sus pies en su estupor de borracho se dirigió al baño más cercano. Hurgó en sus bolsillos buscando llaves. Después de abrir la puerta, suspiró, aliviado de haber llegado al baño a tiempo ... lo que no notó fue que el letrero que estaba encima de la puerta que abrió decía "Exhibición de los Leones de África".


      Podemos estremecernos en suspenso, imaginando lo peor que se desarrolla en la historia. Pero la verdad es que muchos de nosotros podemos parecernos a este hombre de vez en cuando.
 
       La Biblia nos dice en 1 Pedro 5: 8, "Estad sobrios, vigilad; porque tu adversario, el diablo, anda como león rugiente, buscando a quien devorar ".
 
       Cuando la Palabra nos dice que seamos "sobrios", nos está diciendo que no nos embriaguemos, que no estemos borrachos, que no estemos bajo una influencia. Estimado lector, no hay forma de que tengamos una oportunidad de luchar contra el enemigo cuando estamos ebrios. En lo natural, no bebemos alcohol, mucho menos nos emborrachamos, pero espiritual y emocionalmente estamos tan borrachos y en peligro como el cuidador del zoológico, embriagados por el desaliento, intoxicados por el miedo, la fama, la preocupación y la vergüenza ... tanta gente están intoxicados de dolor, con orgullo. La Biblia nos amonesta a estar sobrios para que peleemos estratégicamente contra nuestro adversario el diablo.


      Mientras que el rugido del enemigo puede despertar miedo e intimidar, es solo eso, un gran rugido, el enemigo no es más que un bravucón, le encanta hacer ruido, le encanta amenazar con su rugido. Pero la verdad es que no puede tocarnos. La única forma en que el enemigo puede tocarnos es si ya no estamos bajo la protección de Dios por causa de nuestra propia desobediencia.


     También estamos instruidos, no solo para estar sobrios, sino para estar atentos. Estar atentos requiere que vigilemos atentamente posibles peligros o dificultades. Pienso en el ojo vigilante de un águila. Esta magnífica criatura puede ver a un pez nadando en el agua a millas y millas de distancia, pero permanece enfocado, con los ojos fijos para descender y atrapar su próxima comida. Nosotros también debemos estar atentos y enfocados, no debemos dormir y debemos ser muy conscientes; teniendo agudos ojos espirituales para no ser atrapados por sorpresa por nuestro enemigo que está esperando para devorarnos.


       La palabra "devorar" implica comer, beber o consumir de manera violenta o destructiva. El enemigo no juega limpio, eso es exactamente lo que quiere hacernos. Comernos, devoranos como un león a una de sus presas.
   

       Siento la urgencia de decirle, querido lector, que más que nunca debemos estar sobrios y debemos estar atentos. Debemos deshacernos de toda mezcla, contaminantes y problemas negativos del corazón para enfrentar al enemigo de frente, sin miedo, sin intoxicación y ganar victoriosamente las batallas de la vida.

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon

440 S YARBROUGH, EL PASO, TX, 79915 | (915) 500-6013

 ©2018 PATTY VALENZUELA. ALL RIGHTS RESERVED